Cómo evitar malos olores en el coche

Seguro que mucho de los lectores, tengáis coche o no, habéis sufrido de náuseas al entrar en algún vehículo. Aunque en principio podría parecer que es un asunto de mera higiene y gusto personal, el olfato en la carretera puede ser un diferenciador de una correcta conducción.

Aunque tu coche parezca impoluto por dentro, es necesario echar un vistazo por los rincones para asegurarnos de que no hay ningún resto de comida, en cuyo caso habría que hacer uso de la aspiradora. Recuerda que tú estás acostumbrado al olor de tu coche pero otra persona puede notar olores en principio imperceptibles que no tienen porque ser agradables.

Durante la limpieza general, es necesario dejar abiertas las ventanillas para que no aparezca olor a humedad. En este sentido, hay que tener especial cuidado con los ambientadores, para no caer en el abuso de estos, que aunque camuflan el olor, a menudo solo lo empeoran. Además, el ambientador debe ser instalado una vez la limpieza del vehículo esté completada, para no mezclar olores.

Los fumadores lo tienen complicado. El olor del tabaco es muy característico y se queda impregnado en la tapicería con mucha facilidad. Para quitar el olor hay que usar esponja, agua y jabón aunque ni siquiera de este modo se asegura su eliminación total. Recuerda que en el techo también queda el humo impregnado, por lo que tendrás que limpiarlo sin usar vapor para evitar que se desprenda.

Las mascotas también son causantes de olores característicos a los cuales muchas personas externas a nuestro vehículo no están acostumbradas. La vaporeta y la esponja son, de nuevo, la solución al problema del olor a mascota.

Por otro lado, aquellos padres que lidian durante viajes con los vómitos y náuseas de sus bebés, tienen que saber que la actuación debe ser inmediata para que el olor no se impregne de manera perpetua. Hay que acabar con la mancha de manera rápida y eficiente para que el olor y la huella no queden para siempre.

La comida y la bebida son otros de los enemigos de nuestro coche. Recuerda que los líquidos azucarados causan manchas casi irreparables en plásticos y tapicerías, al igual que la comida caliente. No olvides las migas y restos que caen en cualquier rincón sin que nos demos cuenta, parece que no existen pero estarán de por vida.

Si quieres perfumar, la menta es el mejor olor que se percibe al volante junto a la canela, el limón o el café. El de agua marina, por su parte, disminuye los niveles de estrés al volante así como aliviar cualquier tipo de problema respiratorio que pueda incomodar al usuario al volante. Pero lo más importante es que no olvides el mantenimiento y la limpieza constante para alargar la vida útil de tu vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*