¿Cómo hacer una mudanza con una furgoneta de alquiler? (II)

La semana pasada estuvimos hablando de la vital importancia de cuidar algunos aspectos cuando realizas una mudanza o transporte de objetos en general con una furgoneta de alquiler. Hablamos del propio vehículo y de otros detalles. Vamos pues con algunos más.

  • No corras, una furgoneta (y cargada) no se maneja igual que un turismo. Evita maniobras bruscas y respeta las normas de velocidad.
  • Los días de mudanza son realmente duros. Descansa y nunca vuelvas a coger la furgoneta si estás agotado.
  • Siempre se busca aparcar lo más cerca posible del domicilio. Si conoces con antelación la fecha de la tarea, pide permiso a tu ayuntamiento para reservarte un hueco en la puerta.
  • Nunca descuides tus pertenencias, pues las mudanzas son un escenario perfecto para los ladrones. Lo ideal es que alguien se ocupe de vigilar la carga.
  • Como se debe hacer con cualquier trayecto por carretera, infórmate de las condiciones climatológicas previstas para el día de la mudanza.

Si no se te escapa ninguno de estos consejos (y los que comentamos la semana pasada), podrás hacer tu mudanza con una furgoneta de alquiler sin contratiempos.

Fuente: Autopista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*