Consejos para el verano

  1. El sistema de refrigeración. Es muy importante que el calor del verano no se una al del motor y tengamos problemas mayores. Por lo que lo primero que tenemos que revisar es el sistema de refrigeración de nuestra furgoneta. Líquido refrigerante, bomba de agua, termostato y radiador. Todos los componentes son claves para que todo funcione. De otro modo, la junta de la culata podría dañarse y tendríamos que reparar el motor íntegramente. Truco: si el indicador de la temperatura del motor alcanza niveles muy elevados y no puedes detener el coche, encender la calefacción puede ayudar al motor a liberar parte del calor.
  2. Aire acondicionado. Conducir en malas condiciones aumenta el riesgo de sufrir un accidente y las consecuencias, desconocidas. Por eso, con la llegada de las altas temperaturas, es fundamental tener el aire acondicionado a punto para conducir a gusto.
  3. La ruedas. Recuerda que son los zapatos de tu furgoneta. Y lo que te mantiene en marcha. Además, si la huella del dibujo no supera el 1,6 reglamentario, es motivo de sanción por parte de los agentes. Es decir, que te harán cambiar las ruedas además de tener que pagarles. Lo mejor es prevenir.
  4. Luces. El sol puede hacer que las luces de freno pasen inadvertidas, por lo que te recomendamos que revises todas las luces del vehículo y de no verse bien, cambies los faros de la furgoneta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*