De los caballos a las primeras furgonetas

 

La furgoneta, ese vehículo poco atractivo estéticamente hablando, hace más de 120 años que revolucionó la industria del motor. Pero ¿sabes cuál es su historia? En Furgonetas Demetrio te lo contamos todo.

Adentrándonos en la historia encontramos que en el año 1896 un ingeniero llamado Gottlieb Daimler fabricó una especie de mini camión equipado con un motor Phoenix de 4 CV y dos cilindros encendidos mediante un tubo de incandescencia. Poseía además una transmisión por correa con 4 velocidades y un espacio de carga de hasta 1.500 kg en su parte posterior. El automóvil era perfecto para transportar grandes cantidades tanto de materiales como de personas, lo que le permitió vender rápidamente su primera unidad a un cliente inglés.

Por otra parte, K.Friedrich Benz se dedicaba a fabricar un pequeño carruaje combinado basado en el modelo Velo y el cual estaba compuesto por dos asientos, una carrocería desmontable, transmisión por cadena, un motor monocilindro con 2.75 CV y una propulsión que permitía al vehículo conseguir una velocidad máxima de 20 km/h.

Así fue como comenzó la rivalidad de estos dos hombres alemanes que les duró 30. Y es que, en 1898 Daimler no dio su brazo a torcer y lanzó un coche comercial más completo y avanzado con una potencia de 6 CV a lo que Benz respondió comercializando un automóvil de reparto con cambio de 3 velocidades y 6 CV de potencia basado en el modelo Phaeton.

“Si no hubiese sido por dos alemanes competitivos y un montón de cerveza, puede que la furgoneta no existiese”, explica Mercedes en este insólito y gracioso vídeo en referencia al invento que se remonta a 1896. Y es que las famosas Vans aparecieron cuando todavía los caballos tiraban de los carros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*