Desinfectar el interior del coche con una máquina de ozono elimina el 99% de coronavirus

Las máquinas de ozono pueden ser el mejor tratamiento para desinfectar el interior del coche. Este gas se está convirtiendo en uno de los sistemas de eliminación del coronavirus más empleados. Tanto es así que ya no sólo se utiliza para la desinfección de hogares o coches, sino que ya se emplea como tratamiento médico con excelentes resultados.

El ozono es el gas con el mayor poder desinfectante y esterilizante que existe, y según la OMS, en concentraciones 0,1-0,2 mg/L.min, se consigue una eliminación del 99% de virus similares al COVID-19. En el interior de un coche es sencillo lograr esta concentración, lo que sumado a la gran capacidad de llegar a todo tipo de rincones y penetración en superficies por su estado gaseoso, permite eliminar el coronavirus en casi cualquier elemento del habitáculo.

Para poder realizar un tratamiento de ozono hay varias posibilidades, ya que existen desde pequeños generadores domésticos a grandes aparatos industriales. Por tanto, para desinfectar el interior del coche de coronavirus se puede recurrir a una pequeña máquina de ozono, que se puede adquirir incluso en páginas web generalistas de compra, o acudir a un lugar de limpieza de coches especializado en el que nos realizarán un tratamiento completo con un sistema más complejo.

El procedimiento es muy sencillo. Tan sólo se coloca el aparato ozonizador en el interior del coche y se activa durante unos 15 minutos. Después, simplemente hay que abrir puertas y ventanas para airear habitáculo y eliminar el exceso de gas. Con este rápido tratamiento no sólo se acaba con los ácaros, sino que se elimina cualquier tipo de olor, ya sea de tabaco, animales o humedad, entre otros.

¿QUÉ ES EL OZONO?

Básicamente, el ozono es un gas compuesto por 3 átomos de oxígeno (O3), y se obtiene al someter al oxígeno a descargas eléctricas. Se puede detectar en el aire por su color azulado si está muy concentrado y por su fuerte olor, que desaparece en pocos segundos.

Es un desinfectante natural que evita utilizar agentes químicos a los que supera además en rapidez y, sobre todo, eficacia, ya que es capaz de desinfectar aire, agua, alimentos, superficies, tejidos y mobiliario, entre otros elementos. Además tiene un gran poder para eliminar y neutralizar olores. Esto es posible porque el ozono degrada todo tipo de compuestos transformándolos en subproductos inertes e inocuos que pierden sus propiedades. En pocos segundos se convierte otra vez en oxígeno, por lo que no deja residuos y es completamente respetuoso con el medio ambiente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*