El tacógrafo

Seguro que alguna vez has oído hablar del tacógrafo. Y estamos también seguros que en la conversación había algún conductor de autobuses o de camiones. Y es que, el tacógrafo es una herramienta muy importante de su trabajo. Al igual que nosotros fichamos al llegar a la oficina, el tacógrafo es el “chivato” que va escribiendo en directo todo lo que está ocurriendo.

Estos discos, que se encuentran detrás del cuentakilómetros, van recopilando toda la información del vehículo: velocidad media, distancia recorrida, aceleraciones y frenadas bruscas, incluso cuando el camión está parado y con el motor en marcha.

Esta herramienta es muy parecida al funcionamiento de las cajas negras (que no son negras) de los aviones. Al igual que estas, registran todos los datos técnicos del vehículo, aunque a diferencia también de éstas, no graba las conversaciones que se hagan dentro del vehículo.

Antiguamente, el tacógrafo escribía sus resultados en un disco haciendo una fina línea que se acercaba al exterior del disco cuanto más se aceleraba, aunque los tacógrafos de hoy en día son digitales y permiten nuevas funcionalidades que los analógicos, como el cambio de conductor para las empresas que posean varios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*