Historia de la furgoneta VW. El nacimiento de un mito

La persona que está considerada como el padre de esta furgoneta es Bernardus Marinus Pon, más conocido como Ben Pon. Comerciante holandés, importador de Volkswagen en la ciudad de Amersfoort (Países Bajos) y quien exportó el popular escarabajo al mercado norteamericano.

Durante una visita rutinaria a la planta de una ciudad cercana se encontró por casualidad con un vehículo que le llamó la atención, era la transformación artesanal de un turismo realizada por los propios operarios para transportar piezas por todo el recinto de la fábrica.

Ben Pon a raíz de esa idea dibujó sobre su agenda de notas lo que iba a ser  un vehículo con tracción posterior, ligero y capaz de transportar hasta 750 kg. En sus bocetos originales lo proporcionaba también de una carrocería con formas suaves para proteger las mercancías de las inclemencias. Sin saberlo estaba creando el mito de Volkswagen, mucho más allá incluso del popular escarabajo.

Esos primeros dibujos, tres años más tarde, la empresa Volkswagen lo convertiría en todo un símbolo que se utilizó no sólo para el transporte de personas sino también para la industria y el comercio de las principales capitales europeas.

Se llegaron a producir hasta cuatro generaciones más del modelo, para acabar a la actual T5. Todas ellas siguieron la tradición y filosofía del modelo anterior. El éxito fue creciendo con cada nueva generación, así que, a mediados de la década de los 50, Volkswagen inició la construcción de una macrofábrica en Hannover dedicada exclusivamente a la producción de este modelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*