La importancia de ver y ser visto en carretera

La conducción en invierno puede ser muy peligrosa si no se toman las precauciones adecuadas. Uno de los mayores problemas de esta época del año es la visibilidad.

Durante el invierno, hay menos horas de luz, a lo que debemos sumar fenómenos como la lluvia o la niebla, entre otros. Por todo esto, conviene tener en cuenta algunos consejos para no sufrir ningún percance en carretera:

  • Lo primero que debes hacer, antes de arrancar, es limpiar el coche de posibles restos nieve, hielo o barro pegados en techo o cristales. Además, debes limpiarlo en el túnel de lavado de manera regular.
  • Deshiela el parabrisas antes de arrancar. Si es necesario, acciona la luneta térmica.
  • Evita la humedad, ya que, si se mete agua en el coche, los cristales se empañan rápidamente.
  • Limpia los faros o la suciedad no dejará pasar la luz. No te olvides de los traseros o de los mosquitos y otros insectos.
  • Cambia las lámparas de los faros cada vez que sea necesario. Aunque se funda sólo una, debes sustituir las dos. Ten en cuenta que trabajan de manera simétrica.
  • No olvides nunca que, con lluvia intensa o nevada, es obligatorio el uso de las luces antiniebla.

Fuente: autobild.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*