Miedo a conducir

El miedo a conducir es algo de lo que ningún conductor esta libre. Aunque a priori nos cueste creerlo, la amaxofobia puede desencadenarse en cualquier momento.

Un accidente de tráfico es la circunstancia más común por la que suele aparecer pero no siempre sucede así. A veces un simple incidente por pequeño que sea o la falta de destreza al volante hace que nuestro cerebro desarrolle una fobia irracional a la conducción. Esta fobia se manifiesta en ataques de pánico, ansiedad y agitación. En España afecta a unas 15.000 personas.

Si caemos en las redes de la amaxofobia, lo mejor es no forzar las situaciones que nos provocan pánico, tomarse un tiempo para reflexionar y acudir a profesionales que nos ayuden a superar el miedo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*