Cómo y cuando pasar la ITV a mi furgoneta

Como a los propios conductores, nuestros vehículos también necesitan de vez en cuando pasar un chequeo. Como sabéis, en España es obligatorio superar la Inspección Técnica de Vehículos, más conocida como ITV, que lleva existiendo décadas.

Pero ¿en qué consiste exactamente? La ITV es un examen técnico donde, a través de diferentes aspectos, se asegura su correcto funcionamiento y ajuste a la legalidad, lo que permite finalmente su circulación por nuestras carreteras. En este test, nuestro vehículo se someterá a pruebas de emisiones (a no ser que sea eléctrico), con diferentes mediciones dependiendo del combustible, así como diferentes test de elementos como la dirección, los neumáticos, el equipo de frenado o la iluminación.

La periodicidad de las inspecciones depende del tipo de vehículo que se someta a examen y su edad, ya que no es igual inspeccionar un vehículo industrial, cuyos periodos de inspección deben ser más cortos que los de un turismo. Un turismo convencional debe pasar su primera inspección cuatro años después de su primera matriculación, de forma bianual hasta  cumplir los diez años y una vez al año cuando supera la década de vida.

El coste ronda los 50 euros, aunque puede variar dependiendo tanto del combustible de nuestro coche como de la comunidad autónoma en la que llevemos a cabo el examen. Aunque no sea gratuito, es muy importante, pues con la ITV obtenemos la garantía acerca del estado mecánico y técnico de nuestro coche.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*