¿Por qué motivos se puede denegar un carné de conducir?

Los conductores tienen como obligación cada diez años actualizar su carné de conducir si quieren seguir disfrutando de los derechos y obligaciones de ser conductor. El plazo de renovación del permiso se reducirá a la mitad para todos aquellos que superen los 65 años, esto podrá variar en el caso de que el conductor padezca algún tipo de enfermedad.  Un sencillo test psicotécnico, una fotografía reciente, una revisión médica y el pago de las tasas de Tráfico bastan para tener el carné en regla durante una década más.

Luego existe un determinado grupo de personas a los cuales por diferentes tipos de motivos no se les permite renovarlo. Normalmente, esto esta íntimamente relacionado con el padecimiento de enfermedades y en algunos casos también tienen que ver con tratamientos administrados en el pasado. Las limitaciones se especifican en el Real Decreto 818/2009 de 8 de mayo y en sus apartados se desgranan las enfermedades, trastornos o deficiencias que impiden la prórroga del permiso de circulación.

Otros motivos por los que se deniega la renovación puede ser por ejemplo por dolencias como la ceguera o trastornos muy graves. Pero en otros casos, hay personas que no han visto mermada su capacidad al volante y se sorprenden al saber que, aunque ya estén curados, una enfermedad o un tratamiento del pasado no les permite renovar la licencia hasta que pase un tiempo, que a veces es superior a seis meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*