Prevenir accidentes en furgonetas

Una furgoneta no es un juguete. A pesar de que todo el mundo conoce esta premisa, no son pocos los que se aventuran a conducir una furgoneta sin tener experiencia. Por esto, hay que tener mucho cuidado y tener presentes una serie de recomendaciones y consejos que hoy os traemos, para que disfrutéis de la conducción de nuestras furgonetas.

Antes de nada, es necesario conocer las características que definen a este tipo de vehículo.

Características más relevantes que definen a las furgonetas:

  • Centro de gravedad más elevado, al ser más inestable aumenta la probabilidad de perder el control del vehículo.
  • Grandes diferencias en el comportamiento dependiendo de si circula o no con carga, y de su correcta sujeción.
  • Mayor dificultad para realizar maniobras de emergencia debido a su mayor peso y menor estabilidad.
  • Menor presencia de dispositivos de seguridad, como el control de estabilidad o el asistente a la frenada de emergencia.
  • Es el vehículo que más defectos graves presenta en los neumáticos, especialmente el circular con el dibujo por debajo del mínimo legal.
  • Alcanza grandes velocidades de circulación, teniendo limitada su velocidad máxima a 90 Km/h.
  • No existe una formación especial para el conductor de furgonetas.
  • No existe normativa específica sobre vehículos ligeros de transporte de mercancías.

Ahora que ya conoces a tu furgoneta un poco más, llega el momento de que tengas presente los siguientes consejos para disfrutar de la conducción.

Consejos al conductor de furgoneta:

  • Planifica y gestiona el trabajo en parado, olvidarte de usar el teléfono, buscar direcciones, anotar un apunte, etc.
  • No superar los límites de velocidad, la máxima para furgonetas es de 90 km/h.
  • Distribuye uniformemente la carga, los objetos de mayor peso directamente sobre la plataforma y preferiblemente entre los dos ejes, sujetándola convenientemente para evitar desplazamientos.
  • Adapta la velocidad y la distancia de seguridad con el vehículo cargado, la inercia en las curvas será mayor y la distancia de frenado aumentará.
  • Con el vehículo cargado también se verá afectada la altura de los faros, por lo que cuando utilicemos las luces debemos reglar de nuevo su altura.
  • Extrema la precaución ante usuarios vulnerables como peatones, ciclistas o motociclistas, especialmente en la maniobra de marcha atrás, debido a la falta de visibilidad.
  • No olvides los ángulos muertos, debe realizarse una observación directa girando la cabeza para ver por las ventanillas laterales.
  • Como norma general circula por el carril de la derecha, no entorpeciendo al resto de usuarios ni provocando desorden en la circulación.
  • El buen estado del vehículo es fundamental para la seguridad. Realiza las correspondientes revisiones y nunca alargues el cambio de elementos de seguridad, como por ejemplo los frenos, amortiguación o neumáticos.
  • Por supuesto utiliza siempre el cinturón de seguridad y regula el reposacabezas.

 

Fuente: Race

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*