¿Sabrías cómo transportar un frigorífico de forma segura?

Cuando nos enfrentamos ante un proceso de mudanza una de las partes más complicadas es el traslado de electrodomésticos, dada la delicadeza que requiere su traslado y también por su peso y volumen. En el caso de las neveras o frigoríficos lo anteriormente explicado se acrecienta. Ya que además de su gran tamaño y peso, cuenta con líquidos y gases en su interior que pueden derramarse y estropear el aparato si no lo movemos de forma adecuada.

En estos casos es recomendables contratar un servicio profesional de mudanzas como el nuestro, ya que asegurarán que todo el traslado se haga de forma adecuada y que tras su instalación en su nueva vivienda, funcione perfectamente.

Si te animas a realizar tu mismo el traslado, antes  es fundamental descongelar por completo el refrigerador, al menos seis horas antes de moverlo. Y para su traslado es importante sacar todas las partes móviles del interior para que no se dañe durante el traslado, y también asegurar las puertas para que estas no puedan abrirse facilemente. Debe permanecer en todo momento en posición vertical, para evitar que los líquidos se derramen. Una vez colocado en nuestra nueva ubicación deberemos esperar un par de horas antes de ponerlo en funcionamiento para que los líquidos se asienten y el frigorífico funcione correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*