Todo lo que tienes que saber sobre la bomba de combustible

Hay muchos conceptos de mecánica de los automóviles que no son muy conocidos y que saberlos puede resultar bastante útil para el día a día.

La bomba de combustible, o también llamada ‘bomba de gasolina’ es la pieza que se encarga de hacer que el sistema de inyección reciba constantemente el combustible mediante los rieles de los inyectores que, a través del método de succión, extraen el líquido del tanque. Es un elemento esencial para el buen funcionamiento del motor y se trata de bombas eléctricas que suelen estar instaladas en el interior del depósito de combustible o en los alrededores del mismo.

En resumen, la bomba de gasolina es la responsable de asegurar que el circuito de alimentación disponga de un suministro constante, siendo regulado gracias a un regulador de presión. Hay varios tipos: mecánicas, eléctricas y turbinas.

Una de las más seguras es la eléctrica, ya que se ubica en el depósito del coche y reduce el riesgo de incendio. Además incorporan dispositivos que hacen que la bomba deje de operar en el caso de que el coche no funcione correctamente. Mucha gente circula con el coche en reserva de gasolina porque no saben que no es recomendable hacerlo pero lo cierto es que resulta perjudicial. Al encontrarse ésta dentro del tanque de combustible recibe su refrigeración por medio del líquido, por lo que puede ocasionar un recalentamiento de la bomba.

Si la bomba de combustible está en mal estado y no se ha hecho un previo mantenimiento del vehículo, no habrá presión de gasolina y el motor no se encenderá. Lo notarás si el coche tiene fallos en cuanto a aceleración, si arranca de manera esporádica o si hay fallos en el motor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*