Vivir en una furgoneta. Un hogar diferente

Las nuevas generaciones vienen pisando fuerte. O mejor dicho, rodando. A algunos jóvenes, escuchar la palabra “alquiler” o “hipoteca” les resulta extraño. Y cuando oyen “casa” seguro que no están pensando a la que tú te refieres.

La última moda de los milenials es vivir en una furgoneta. No crean que viven en el típico vehículo del fontanero de nuestro barrio. Estas tienen todo lo necesario para que se convierta en un verdadero hogar. Y móvil. Para muchos sólo tienen ventajas.

Algunas de ellas, ya las descubrieron los que no querían pasar la noche en un hotal un fin de semana. Si hacía mal tiempo en el sitio que visitabas, tan sólo tenías que arrancar y conducir buscando el sol. Pero ahora, para muchos es un modo de vida. Buscando entre caminos, el próximo lugar en donde vivir.

Y es que, las nuevas generaciones son conocidas por buscar nuevos estilos de vida. Y lo que antes era una alternativa loca para pasar un finde en la playa o entre pinares, ahora se ha convertido en el hogar de muchos jóvenes que prefieren ver los amaneceres en directo que buscarlos en Google.

Como declaró un joven al portal ‘Traveller’, supone un nuevo enfoque vital. Una idea que se expande entre las personas que no quieren seguir el guion de “educación, deuda, trabajo, familia, hogar, más deuda y un montón de posesiones materiales”.

Esto último es lo más importante de la vida en una furgoneta, porque hay que economizar el espacio en tu nuevo pequeño hogar. “Todas mis cosas caben en un coche, pero tengo libertad y tiempo”.

Este aventurero no cree en que este way of life sea para siempre. Pero lo tiene claro, las experiencias que ha vivido y los recuerdos le compensan. Luego, “vendes la furgo y punto”. Otro joven, que durmió sobre ruedas durante dos años seguidos declara al mismo medio: “reduciendo nuestros gastos, vivimos una vida más rica”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*